#DíaDelMaestro

Oigan, pues hoy se celebra el día del maestro en México y la verdad quiero hablar de esto.

Desde mis tiempos de dinosaurios he visto como hacen icónico este día con la idea de regalar una manzana al maestro. Alguna vez, no recuerdo en que programa de la caja chica ví que regalaban una sandía, eso esta chido. Pero en fin, ¿por dónde iba? ah, sí. Maestros chingones.

Creo que antes no valoraba el trabajo que hacían esos señores frente al salón, hable y hable sin parar. Ahora los extraño, recuerdo y admiro.

Daría todo por poder estar de nuevo en la clase de alguno y preguntar todo eso que se quedó en el aire solo por andar de cool, de creativa o de penosa. Por ello quiero recordar a todos y hacer un pequeño homenaje mencionando a aquellos que marcaron mi vida.

  1. La maestra Petra fue mi docente durante primero y segundo de primaria. Ella se veía tal como suena. Por alguna extraña razón la quería mucho. Tanto, que ese cariño no se esfumo ni cuando me engañó para arrancarme mi primer diente de leche suelto, ¿cómo olvidarla?
  2. La maestra joven de artes, uh, por ahí en la secundaria. Ella me enseñó que para enseñar y transmitir algo, debes amarlo y tenerlo dentro de tu corazón apasionado.
  3. La japonesa más guapa e inteligente, que además de enseñarme física, me enseñó que el mundo se mueve con inteligencia, amor y humildad.
  4. El vato que solo vendía sexo y decía: “Mejía, serás grande”. Chingón.
  5. Aquel contador que me ayudó a aceptar que no todos somos buenos para todo, pero que es importante dar nuestro esfuerzo y reconocer nuestros debilidades.
  6. El alegre de playera de Star Wars que me demostró que hay mil maneras de aprender, que la tecnología es mágica, las relaciones publicas lo son todo y que no sabemos en dónde vamos a parar, pero lo importante es disfrutar del camino.
  7. Y si de hablar y hablar vamos a escribir, no puede faltar la mención de la reina del Storytelling, que tal vez no lo sabe, pero mucho de lo que soy se lo debo a ella (aunque siempre sentí que le caía gorda). Esta mujer me enseñó que no importa como seas, si eres. Maestra genuina, centrada y cool.
  8. Casi al último pero siempre en la lista, aquel docente amante del 420 con una clase de dirección. Balance entre espiritualidad y negocios.
  9. La “Rita” de Tijuana. Que si no han visto Rita tienen que verla, está en Netflix. Aparte de ser maestra, es guapa, inteligente, la mamá de mi hermano adoptivo y tiene un carácter po – de – ro – so.

No, no hay numero 10 porque entonces hablaría de los maestros de vida que no se dedican a la docencia y pa’ eso me faltan muchas entradas más.

¡Feliz día del maestro!

Gracias por la paciencia y la entrega con la que nos enseñan a vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s