Los pajaritos, las plantas, los conejos, la gallina, el cielo y tú.

Te quiero tanto que me deshago. Me retuerzo entre recuerdos, rancheras, abrazos y pensamientos. Te admiro tanto que aún soy tu fan. Por tu fuerza, por la infinidad de veces que te levantaste, por tu valor, por tu soberbia. Eras necia. Tan necia que aferrabas la vida a la misión de ser feliz. Nunca fuiste… Seguir leyendo Los pajaritos, las plantas, los conejos, la gallina, el cielo y tú.